Saltar al contenido

Los 3 mejores suplementos de magnesio de 2020

Los 8 mejores suplementos de magnesio de 2020

Suplementos de magnesio: guía de compra, opiniones y comparaciones

El magnesio es un mineral que se extrae de las minas en forma de carbonato, o de las marismas, pero también se aportan algunas verduras y cereales integrales. Se conoce desde la antigüedad por sus cualidades positivas y es un elemento fundamental para el bienestar psicofísico de nuestro cuerpo. A menudo se ingiere solo a través de los alimentos, sin embargo pierde la mayoría de sus propiedades durante la cocción, disminuyendo así la ingesta diaria adecuada. Por esta razón, en caso de deficiencias comprobadas, muchos médicos recomiendan tomar suplementos a base de magnesio, especialmente en caso de fatiga muscular y períodos de mucho estrés. En este artículo hemos pensado en revisar algunos de los mejores productos disponibles actualmente para el mercado online: puedes encontrarNatural Point Magnesium Supreme Soluble 300 g Powder , un complemento alimenticio de fácil absorción, o los sobres Swisse Magnesium Potasio Forte 24 , una alternativa más completa gracias a la presencia de otros minerales y vitaminas muy útiles. Sigue leyendo para evaluar la compra del que mejor se adapta a tus condiciones.

Los 3 mejores suplementos de magnesio – Clasificación 2020

A continuación encontrarás los mejores suplementos de magnesio del 2020 en nuestra opinión, revisados ​​por nosotros con base en las opiniones de quienes los compraron.

1. Polvo de 300 g de magnesio soluble supremo natural point

Si se siente cansado y fatigado, a menudo tiene calambres musculares y dolores de cabeza frecuentes, es probable que tenga una deficiencia de magnesio. Sin embargo, este mineral normalmente no es absorbido fácilmente por el cuerpo humano, provocando efectos secundarios desagradables como vómitos y diarrea. Natural Point ha formulado un suplemento con un alto índice de biodisponibilidad, de tal manera que se limitan al mínimo estos problemas, a menudo provocados por una ingesta incorrecta del producto. El nombre de Supremo proviene de su composición, y es lo que lo convierte en el mejor suplemento de magnesio de este artículo. 

Contiene sal de carbonato, extraída y ligada químicamente al ácido cítrico, un elemento antioxidante, que en contacto con el agua crea una solución de citrato de Mg, el tipo más digerible para quienes tienen problemas relacionados con el tracto gastrointestinal. 

No obstante, siempre creemos que es necesario acudir al médico, tanto en estos casos, como si sois sujetos aparentemente sanos, para evitar afrontar un tratamiento sin conocimiento de los hechos.

Pro

Costo: Gracias a la excelente relación calidad / precio y la seriedad de la empresa farmacéutica, resulta ser uno de los suplementos más vendidos y apreciados por los usuarios.

Composición: La presencia de ácido cítrico, que en contacto con el agua disuelve completamente el carbonato de magnesio, es fundamental para mejorar su absorción.

Versus

Efectos secundarios: dado que una dosis incorrecta puede causar reacciones adversas desagradables, es recomendable contactar a un médico para acordar la cantidad a tomar.

Natural Point Magnesio Supremo Soluble - 300 g, polvo
  • Es un complemento alimenticio con una mezcla especial de ingredientes que aseguran la máxima biodisponibilidad de magnesio
  • Ácido cítrico de fermentación natural
  • Ph y ar (Dosis diaria recomendada) óptimas para una asimilación completa
  • Nuestro objetivo principal es la satisfacción del cliente

2. Swisse Magnesio Potasio Forte 24 sobres

Los deportistas lo saben: para estar siempre en buena forma es necesario llevar un estilo de vida saludable y equilibrado, pero esto no siempre es suficiente. Para aquellos que necesitan más apoyo mientras hacen ejercicio, o después de sufrir un hematoma o desgarro muscular, no hay mejor manera de recuperar fuerzas que con un suplemento de magnesio y potasio. 

El artículo propuesto por Swisse, una conocida compañía farmacéutica australiana, fabricante de un vasto surtido de complementos alimenticios de todo tipo, resulta ser el más apreciado por los deportistas. 

Su composición está formulada para ser rica en vitaminas y sales minerales en dosis más elevadas, en comparación con otros suplementos del mismo tipo. El paquete contiene solo 24 sobres, para tomar una vez al día, pero no es una cantidad suficiente para aquellos que necesitan seguir una cura más prolongada. 

Si desea saber dónde comprar este producto, le sugerimos que haga clic en el enlace a continuación.

Pro

Fuerte: Es un complemento alimenticio válido, eficaz en caso de deficiencia severa de magnesio, o para tomar durante la actividad física intensa.

Costo: si está buscando un suplemento poderoso a precios bajos, este artículo podría ajustarse a sus estándares.

Aroma: Una vez disuelto en agua, el producto desprende un particular sabor cítrico, más agradable que otros suplementos de este tipo.

Versus

Edulcorante: Dado que contiene maltodextrina y sucralosa, si padeces enfermedades relacionadas con la absorción de azúcares, como la diabetes, es recomendable consultar a un médico antes de adquirir este producto.

3. Bios Line Principium Magnesium Complete 90 tabletas 120 g

Si no puede tomar los medicamentos en bolsitas debido al sabor amargo, puede considerar comprar uno que esté formulado en tabletas, que son más fáciles de tragar y no es necesario esforzarse para apreciar el sabor. 

Una opción válida podría ser este suplemento de Bios Line, Principium Magnesium: el envase contiene 90 comprimidos, suficientes para afrontar una terapia de uno o dos meses, según la dosis que te indique tu médico. 

Es un producto completo, que incluye cuatro versiones del mineral de diferente extracción: el pidolato, con efectos más inmediatos; carbonato, que regula el ciclo de krebs de las células; en forma de citrato, de fácil absorción, y finalmente el marino, que tiene una mayor concentración del elemento que los otros tipos. 

Este tipo de formulación puede no ser adecuado para todos, pero solo para aquellos que tienen una deficiencia alta o están en un período de fatiga excesiva.

Pro

Concentrado: Gracias a la presencia de cuatro moléculas de magnesio diferentes, es muy útil para quienes realizan una actividad física intensa.

Fructoligosacáridos: además del mineral, el suplemento también contiene un porcentaje de probióticos capaces de promover la motilidad intestinal regular.

Costo: El producto se caracteriza por un precio suficientemente bajo, para atraer a aquellos que no pueden gastar demasiado para comprar. 

Versus

No para todos: Es un complemento completo, sin embargo su ingesta no es recomendable para personas con enfermedades renales o cardíacas, debido a la alta cantidad de magnesio que podría sobrecargar estos órganos.

Guía para comprar un suplemento de magnesio

Como ya sabes, no todos los medicamentos son iguales, y lo mismo ocurre con este tipo, que tiene pequeñas diferencias en función del ácido con el que se combine la molécula. 

Pero, ¿cómo elegir un buen suplemento de magnesio? Para explicarlo, decidimos escribir esta breve guía, que esperamos aclare definitivamente tus ideas.

Guía para comprar un suplemento de magnesio

Los tipos

Antes de comenzar, creemos esencial advertir que este artículo no reemplaza el consejo de un médico, que es necesario para los fines de cualquier tratamiento que pueda necesitar. 

Sin embargo, pensamos que era útil informarte que existen varios tipos de esta molécula, que en la naturaleza aparece como una sal y por lo tanto, para actuar dentro de nuestro organismo, necesita ser acoplada a un ácido. 

Aquellos que estudiaron química en la escuela seguramente recordarán, quizás con poco placer, las reacciones redox. Un ejemplo podría ser el cloruro de magnesio, compuesto por dos elementos que son completamente solubles en agua y más fácilmente absorbidos por el cuerpo. 

El citrato, en cambio, también es conocido con el nombre de Supremo y es el más popular entre los suplementos, gracias a los beneficios que puede aportar en caso de estrés físico y mental; también se considera muy útil en caso de estreñimiento. 

Por lo general, esta molécula no está ya ligada al ácido cítrico sino al carbonato, que en contacto con el agua se transforma en tal mediante una reacción con átomos de oxígeno. Otro tipo quizás menos conocido es el pidolato, combinado con ácido pidólico. 

Esta formulación parece acelerar la absorción, haciéndola más adecuada en caso de que deba contrarrestarse una deficiencia importante. Este suplemento también demuestra ser una ayuda válida durante períodos de fuerte estrés y fatiga muscular. 

El magnesio marino, por otro lado, no tiene derivaciones rocosas sino que, como su nombre indica, se extrae del agua de mar, mediante un proceso de evaporación y escisión de otras sales cristalizadas. Es quizás el tipo de suplemento que tiene una mayor concentración de la molécula, pero siempre acompañado de un ácido para facilitar su absorción. 

Otra molécula que parece muy fácil de absorber, tanto en el intestino como en la sangre, es la compuesta por un átomo de magnesio y dos de glicina. Este último es un aminoácido proteico que se puede encontrar en numerosos alimentos, especialmente de origen animal, pero está presente en menor cantidad en algunas plantas. 

A menudo se utiliza en medicina para mejorar la calidad del sueño o para contrarrestar el envejecimiento de las células y acelerar la producción de colágeno. Insertarlo en este tipo de suplemento sirve para aportar beneficios al sistema nervioso central y ayudar a reducir los espasmos debidos a la deficiencia de magnesio.

Suplementos completos

Además del clásico suplemento de magnesio, es posible adquirir algunos productos que también contienen otras moléculas útiles para el organismo, como es el caso de los que contienen potasio, un mineral que sirve para contrarrestar el dolor articular y muscular. 

Por regla general, es precisamente el magnesio el que ayuda a que el otro elemento sea absorbido por el organismo, y es por ello que muchas compañías farmacéuticas prefieren ofrecer formulaciones tan completas. 

Alternativamente, es posible encontrar numerosos suplementos con vitaminas del grupo B y C, o caracterizados por la presencia de hierro y zinc, todos elementos muy válidos para quienes necesitan fortalecer las defensas del sistema inmunológico, especialmente durante las temporadas de gripe.

Además, este tipo de producto ayuda a las personas que tienen deficiencias considerables en diversas vitaminas, sin obligarlas a comprar diferentes cajas, que podrían superponerse y por tanto provocar una sobredosis. Aunque no es fatal, aún puede causar trastornos del tracto gastrointestinal, como vómitos y diarrea.

Sabores y otras alternativas

El sabor del magnesio no es el mejor y puede que no sea del agrado de todos. Por este motivo, se suele añadir al suplemento un aroma más apetecible, como el de limón o naranja, perfecto para contrarrestar el excesivo amargor del mineral. 

Por tanto, aquellos que tengan miedo de no poder seguir un tratamiento por el desagradable sabor que pueda tener la solución al beber, les recomendamos la compra de un producto en comprimidos que deben tragarse con un poco de agua. 

Otro dato importante está relacionado con el tipo de píldoras: si eres intolerante a la lactosa o al gluten, sería preferible elegir un artículo que no presente estos dos alimentos. 

Para quienes han llevado un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente, recomendamos la compra de un suplemento que se vende en cápsulas vegetales en lugar de en las clásicas, elaborado con grasa bovina. Sin embargo, este tipo de tripa puede resultar más liviana y similar al plástico, difícil de tragar y, en ocasiones, incluso menos resistente a los cambios bruscos de temperatura.

Preguntas frecuentes

¿Qué es el magnesio?

Es un elemento químico, precisamente el duodécimo por número atómico presente en la tabla periódica. Se encuentra de forma natural en el interior de la corteza terrestre y se utiliza para la fabricación de aleaciones metálicas, pero no se puede utilizar solo debido a la fragilidad del material y la baja resistencia a los agentes acidificantes. Sin embargo, también juega un papel fisiológico importante, colaborando en la asimilación de algunas enzimas, como el potasio y el calcio.

¿Dónde se encuentra el magnesio?

un mineral que se encuentra en la naturaleza: constituye aproximadamente el 2% de la corteza terrestre total y es posible extraerlo tanto del agua de mar como de muchos alimentos vegetales o animales. Los alimentos que aportan un elevado aporte de este elemento son los cereales integrales, las legumbres, las semillas y la mayoría de las hortalizas de hoja verde. 

Sin embargo, durante la cocción es muy probable que la cantidad contenida disminuya notablemente, y es por ello que muchas veces se recomienda tomarlo en forma de complementos. Además, también está presente en el interior de nuestro cuerpo, principalmente en huesos, músculos y, en pequeña medida, en células plasmáticas.

¿Para qué se utiliza el magnesio?

Es un elemento sumamente útil para el organismo, de hecho se utiliza en la síntesis de algunas enzimas y vitaminas, como el calcio, potasio y fósforo. Sirve para regular el sistema nervioso, para mejorar las funciones de los músculos que están sometidos a tensión, o para reducir el dolor provocado por el desgarro. 

También es muy eficaz en caso de dolores de cabeza y trastornos relacionados con el estrés, como síndrome del intestino irritable, depresión y nerviosismo. Es un complemento fundamental durante la fase de crecimiento: al regular la producción de calcio, es muy importante que los adolescentes tomen una dosis adecuada a su edad, para que el desarrollo físico se desarrolle correctamente.

¿Cuándo tomar magnesio?

Existen muchos trastornos relacionados con la deficiencia de magnesio y, a menudo, comunes a otras patologías. Por ejemplo, irritabilidad premenstrual, dolor de cabeza, calambres musculares o insomnio, podrían ser un síntoma de una ingesta restringida del mineral en la dieta. 

Antes de recurrir a un suplemento en pastillas, es bueno consultar con un médico sobre un posible cambio en la dieta. Además, para saber cuántos mg del mineral tenemos en circulación, es posible someterse a un pequeño análisis de sangre que despejará cualquier duda.

¿Quién no puede tomar magnesio?

En principio, todo el mundo puede tomar magnesio, ya que está contenido de forma natural en nuestro organismo, en una dosis total de unos 25 mg. Sin embargo, existen contraindicaciones relacionadas con trastornos relacionados con la funcionalidad de algunos órganos. 

En caso de que sufra insuficiencia renal o sospeche que la padece, no recomendamos utilizar este tipo de suplemento sin antes consultar con su médico. Dado que el mineral es excretado por los riñones, es posible que, en el caso de esta patología, la ingesta excesiva pueda hacer que el elemento sea tóxico para el organismo. 

También tenga cuidado con la sobredosis: tomar una cantidad exagerada de suplementos o alimentos que contengan magnesio, podría provocar reacciones intestinales desagradables, como diarrea y náuseas.

Cómo usar un suplemento de magnesio

En el siguiente apartado, hemos pensado en dar respuesta a algunas preguntas que creemos son fundamentales para darte un mayor conocimiento de este tipo de productos.

Cómo usar un suplemento de magnesio

Consulte a su médico

Antes de adquirir un suplemento te recomendamos que te sometas a un chequeo médico, que determinará si existe o no una deficiencia real del mineral. Los síntomas de una ingesta baja de magnesio son comunes a muchas patologías y es posible que, sin análisis específicos, estos puedan confundirse, con el riesgo de realizar un tratamiento que podría resultar inútil o erróneo. 

Por tanto, nada puede sustituir la opinión de un especialista, que también podrá asesorarle sobre el tipo de producto que mejor se adapta a sus necesidades. Entre los muchos medicamentos de venta libre, puede elegir numerosas alternativas y, como habrá notado, existen varios tipos de suplementos a base de este mineral. 

Es posible que se haya preguntado cuáles son las diferencias y para qué se usa el magnesio supremo, en lugar de uno que contiene ácido pidolato. El nombre de este producto no es más que una marca registrada de una famosa compañía farmacéutica italiana, y su propósito es similar a cualquier otro suplemento que contenga este elemento. 

Es precisamente el carbonato de magnesio el que, unido a un átomo de ácido cítrico y disuelto en agua, se transforma en citrato. Este tipo de formulación sirve para mejorar su absorción, por lo que resulta muy útil en caso de cansancio y fatiga excesivos.

Los beneficios

Las razones para tomar uno de estos complementos alimenticios son muchas, y todas están relacionadas con trastornos del sistema nervioso o muscular. Sin embargo, también se utiliza con resultados notables en presencia de enfermedades del tracto gastrointestinal, pero siempre relacionadas con un período de alto estrés, como la diarrea por un estado emocional ansioso. No es posible establecer con certeza después de cuánto tiempo se verán los beneficios del magnesio, pero es posible que estos puedan manifestarse al cabo de unas semanas, si la deficiencia observada no es muy alta. 

Para encontrar efectos positivos, sin embargo, es necesario que la ingesta sea regular y se lleve a cabo con criterio y en las dosis adecuadas. Si quieres saber qué suplemento de magnesio comprar, te invitamos a leer nuestra tabla comparativa, donde encontrarás algunos de los productos más apreciados por los usuarios. 

Dosis

La cantidad de mineral a tomar debe establecerse según el peso y la edad del paciente. En general, el requerimiento diario de un hombre adulto fluctúa entre 250/450 mg, mientras que para las mujeres en edad fértil es de unos 300 mg, valor que podría aumentar en caso de embarazo. Puede ingerirse tanto antes de las comidas como durante, según el tipo de trastorno a tratar. ¿Cuánto tiempo debe durar una cura de magnesio? Esto solo puede ser establecido por un médico. En el caso de que tengas una deficiencia fuerte, es probable que la ingesta se pueda prolongar unos meses, y viceversa si, además del complemento alimenticio, se lleva a cabo una dieta rica en alimentos que contengan este elemento. 

Sin embargo, la terapia podría considerarse concluida cuando los síntomas desaparezcan por completo. No es recomendable que decidas por tu cuenta, pero es preferible someterte a un análisis de sangre, que puede confirmar si los valores de magnesio han vuelto a la normalidad, para dejar de usarlo.